domingo, 9 de septiembre de 2007

Aló, Presidenta



Dos almas: Bachelet junto a Osvaldo Andrade y Andrés Velasco.
Los ministros representan las dos caras de la administración oficialista: la social y la económica.

  • Las gestiones de Bachelet para una AFP estatal

En medio del intenso lobby de las AFP para evitar que la Cámara aprobara el punto que más las afecta de la reforma previsional –el ingreso de la banca–, la Presidenta hizo gestiones telefónicas directas y aseguró a los diputados que la AFP estatal va sí o sí.

Por Darío Zambra y Miguel Paz / La Nación Domingo (9 de septiembre de 2007)

Pocos días antes de que en la cámara baja se votara el proyecto de reforma previsional, todos los diputados recibieron un mail que a muchos les pareció, por lo menos, curioso. Su remitente era Hernán Somerville y en él pedía abiertamente a los parlamentarios que apoyaran el ingreso de la banca en el negocio previsional. Por supuesto, la carta exponía brevemente los argumentos que los banqueros han repetido cientos de veces en los últimos meses: que la presencia de nuevos actores favorecería a los afiliados y que se evitarán al máximo los potenciales conflictos de interés. Este fue el último y desesperado intento de los bancos para que la Cámara aprobara el que hoy se ha convertido en el aspecto más controvertido del proyecto.

El miércoles 29 de agosto, mientras los diputados hacían ingreso a la sala de votaciones, un equipo de profesionales de la agencia de comunicaciones Hill & Knowlton Captiva, que dirige Cristina Bitar, se paseaba por la cafetería de los parlamentarios haciendo lobby y entregando documentación para intentar convencerlos de rechazar el ingreso de los bancos al negocio de las AFP. Al entrar las periodistas debieron pasar, eso sí, la valla de dos guardias que, desde el episodio koala, limitan el acceso a féminas curvilíneas. Hasta horas antes las cuentas que sacaban los representantes de la empresa de comunicaciones corporativas les daban positivo. Según ellos, en los mentideros oficialistas varios parlamentarios, como el "díscolo" PS Sergio Aguiló, habían manifestado su contrariedad a sellar con su voto una nueva veta de negocios para el ya concentrado mercado bancario. Sobre todo si no había un compromiso firmado por el Gobierno de que el proyecto, derivado de las conclusiones de la Comisión Marcel, no aseguraría la creación de una AFP estatal ligada al BancoEstado.

LLAMADOS DE LA MONEDA

En enero ya se había generado una soterrada pugna por el tema entre los ministros del Trabajo, Osvaldo Andrade, y de Hacienda, Andrés Velasco. Encarnando lo que ha venido en llamarse "las dos almas de la Concertación" la social y la económica , ambos se enfrascaron en una disputa por la creación de la AFP estatal luego de que el 26 de diciembre de 2006, el titular de Hacienda declarara que "no es política del Gobierno promover la creación de una AFP estatal". Ante esto, Andrade indicó que "el proyecto de reforma no distingue qué bancos pueden tener una AFP", aunque aclaró que "la discusión de la existencia de una AFP estatal es un debate posterior" (a la aprobación de la reforma previsional). Tras sus dichos, Velasco insistió que "no es prioridad del Gobierno" que BancoEstado tenga una AFP. Finalmente, el vocero de Gobierno, Lagos Weber, zanjó el tema indicando que la administradora estatal no era una prioridad para La Moneda, al menos no antes que la reforma previsional tenga luz verde del Poder Legislativo.

Por eso la mañana del 29 de agosto en el Gobierno aún existía incertidumbre de si acaso la reforma sería aprobada con los votos de la Concertación. En una jugada de último minuto, Andrade, Velasco y el secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, se reunieron con los jefes de las bancadas de la Concertación y el presidente de la Cámara, Patricio Walker. En la cita despejaron las dudas sobre uno de los puntos que más complicaba a los parlamentarios: si de aprobarse el proyecto sería necesario modificar la ley especial del banco estatal, algo que sus propios informes jurídicos detallaban. El asunto era altamente relevante. Según uno de los asistentes, vincular la creación de la AFP estatal al cambio de la ley orgánica del BancoEstado podría llevar la iniciativa a un punto muerto, con lo que sólo se beneficiaría la banca privada. Cosa que no estaban dispuestos a hacer.

"Ellos nos aseguraron que pidieron informes jurídicos que les confirmaron que no sería necesario modificar la ley del BancoEstado, sino que basta con cambiar la ley general de bancos, para que haya una AFP estatal", ratificó Aguiló, otro de los presentes que además recibió un llamado de Bachelet, dándole su palabra de que la administradora de fondos estatal va sí o sí. "Me dijo: diputado, yo le digo como Presidenta de la República que AFP estatal con el BancoEstado va a haber". Y momentos después, Andrade lo reiteró, antes de introducir el proyecto de reforma previsional en la sala de sesiones.

Finalmente, la creación del pilar solidario fue apoyada sin reparos, pero el artículo que incorpora a los bancos al mercado de las AFP se aprobó con apenas seis votos de diferencia.

EL CLUB DE LAS SEIS AFP

Poco faltó para que las administradoras ganaran el primero de los gallitos que comenzaron a registrarse desde que el Gobierno decidió incorporar este artículo en el proyecto. Pese a que el informe que preparó la Comisión Marcel no la incluía entre sus propuestas, el Comité Interministerial, liderado por Andrade, incorporó a los bancos en el negocio, a través de filiales de giro único, para aumentar la competencia en el sector y, fundamentalmente, permitir al BancoEstado ingresar al negocio. Se resolvió de esta forma el anhelo de los partidos de la Concertación de contar con una administradora estatal que actuara como contrapeso en el sistema. Cuando la iniciativa fue analizada en la Comisión de Hacienda, se decidió también abrir el mercado a las compañías de seguros.

Fue en ese momento en que las AFP encendieron la luz de alerta y comenzaron a enfatizar sus reparos. "Básicamente nuestra posición es que cualquier empresa puede crear una AFP, pero siempre que se mantenga el giro único. Ese es un tema fundamental para el éxito de las pensiones", explica el gerente general de la Asociación de AFP, Francisco Margozzini.

A juicio de las administradoras, se corre el riesgo de que tarde o temprano se levante la restricción de giro único y de uso de sucursales, "lo que terminará en la venta de productos atados, en que las personas preferirán aquella AFP que ofrezca como gancho, por ejemplo, un crédito atractivo junto a la previsión y no aquella que ofrece una mejor rentabilidad. Así se empezarán a interesar por los beneficios de corto plazo", explica el ejecutivo.

Junto con este riesgo, argumenta, se producirían también conflictos de interés: "Como el banco administra recursos propios, ante una buena opción de negocio, ¿qué va a preferir el banco: invertir sus fondos o los de los trabajadores? En cambio hoy las AFP no pueden administrar recursos propios".

Pese a las aprensiones de las AFP, el proyecto que esta semana ingresó al Senado establece restricciones relativas a las ventas atadas y los conflictos de interés más restrictivas que las que hoy norman a las empresas con bancos y AFP. Un conocedor de la industria explica que en este caso utilizan una "muralla china", como se dice en la banca: "No se puede mezclar en nada los dos negocios. No se comparten ni sucursales ni información ni bases de datos. Eso se respeta bastante".

Bajo esas reglas actúan las AFP que están en grupos que también controlan bancos, como Provida, del BBVA; Habitat, que pertenece al Citibank, en proceso de fusión con el Banco de Chile, y Cuprum, propiedad del grupo Penta. "Contiene disposiciones mucho más estrictas que las actualmente vigentes", sostiene Somerville en el mail que envió a los diputados.

SALIR A COMPRAR

Precisamente son estas restricciones las que ha usado la banca como uno de los argumentos para asegurar su ingreso a esta rentable industria. El anzuelo es atractivo: a junio de este año las AFP administraban activos financieros por más de 100 mil millones de dólares. Ahí está la razón del duro round que están librando las dos industrias más poderosas del sector financiero.

Claro que el caballito de batalla con el que tratarán de convencer a los senadores es que con su entrada aumentará la competencia y los afiliados se verán beneficiados con costos y comisiones más bajas. Según un informe elaborado este año por la Asociación de Bancos, con su ingreso "las comisiones tenderán a disminuir y las economías de escala y alcance se traspasarán a los afiliados".

Sin embargo, la banca en pleno ha reiterado que sin uso de sus actuales redes de sucursales "esto no tiene sentido", como dijo el líder de los banqueros la semana pasada. Opinión que comparte el senador PS Carlos Ominami, quien ya aseguró que pedirá que en la cámara alta se revise esta restricción para aprovechar las economías de escala, principalmente las que posee BancoEstado.

El presidente de la Comisión de Reforma Previsional, Mario Marcel, sostiene que "la eventual entrada de los bancos en sí misma no asegura más competencia. Pero sí lo hace la separación entre la administración de las cuentas y la de los fondos, como en varios países. Así puede aumentar el número de actores y hacer más competitivo el mercado".

Al interior de la industria previsional afirman que con la entrada de los bancos, inevitablemente el mercado se terminará concentrando. Así lo han dicho varios de sus ejecutivos y también los parlamentarios de la UDI que rechazan esta iniciativa. "Todos saben que la banca entrará comprando las AFP que ya existen. Ninguna creará una nueva. Con eso el argumento de la mayor competencia, desaparece altiro", sostiene la senadora Evelyn Matthei.

Un asesor de la industria bancaria plantea que los bancos entrarán al negocio adquiriendo algunas de las seis AFP que hoy existen. "El Banco de Chile se está fusionando con el Citibank y lo más probable es que se quede con una parte de Habitat. El BCI terminará comprando Cuprum a los Penta y por ahí tiene harto que ganar. Para los bancos nacionales más chicos será muy difícil entrar, así que el único que puede crear con éxito una AFP es el BancoEstado, por la cercanía, la presencia y todas las sinergias que posee".

Al interior de las AFP también apuestan por que los bancos se incorporarán al negocio vía adquisición. "Posiblemente se vendan muchas de las que existan", sostiene Margozzini. Más aún, en la banca aseguran que todo este tira y afloja y la resistencia por parte de las AFP tendría como fin vender más adelante a un buen precio.

Un cercano a la industria financiera plantea que, por el contrario, una vez aprobado el proyecto "se crearán por lo menos tres o cuatro administradoras nuevas, sin contar la que están preparando los hermanos Navarro (ver recuadro). Se rumorea que las aseguradoras Metlife y Principal [ambas de consorcios extranjeros] están evaluando formar administradoras y, por supuesto, el BCI y BancoEstado que, junto con el Banco de Chile, tienen las mayores espaldas para hacerlo".

Hasta ahora los ejecutivos de estos bancos han sido cautos al referirse al tema. Sus declaraciones no han ido más allá de "lo que estamos analizando". Su estrategia es esperar cuáles serán las reglas del juego que establezca el proyecto una vez que se firme. Fuentes del BancoEstado aseguran que recién se pronunciarán "cuando el Senado dé el visto bueno a la iniciativa". Con todo, el tema ya se ha abordado en la institución estatal. De hecho, a fines de 2006 y comienzos de 2007 contrataron los servicios de Mario Marcel para que estudiara las posibilidades que tenía el banco de ingresar al mercado previsional.

CONTEO DE VOTOS

Clave en la batalla que hasta ahora está ganando la banca es el BancoEstado. Si en la Cámara su ingreso contó con la mayoría de los votos oficialistas fue exclusivamente porque quieren una AFP estatal, que se haga bajo el paraguas del banco que hoy preside José Luis Mardones. Lo mismo ocurrirá en el Senado. "Para nosotros, el ingreso de la banca tiene nombre y apellido: BancoEstado", afirma el senador PS Camilo Escalona. "A fines de junio firmamos un protocolo entre los partidos de la Concertación, Hacienda y Trabajo, donde el Gobierno se compromete a que el banco estatal entrará a este negocio. Por eso no tengo ninguna duda que será así. ¿Qué pasa si los actuales ejecutivos de la empresa no se sienten en condiciones de hacerlo? Tendrán que dar un paso al lado y dejar su puesto, porque donde manda capitán no manda marinero", advierte el presidente socialista.

Tanto el PS como el PPD y el PRSD apoyarán la incorporación de los bancos porque quieren una AFP estatal "que permita en la industria una competencia real. Y la manera práctica de hacerlo es tener como testigo al BancoEstado", advierte el senador PS Jaime Gazmuri.

Aunque la mayor parte de los senadores DC ven como favorable la entrada de los bancos, aún tienen dudas los senadores Hosaín Sabag, Mariano Ruiz-Esquide y Adolfo Zaldívar, quienes no están seguros de que el ingreso de la banca mejore la competencia de la industria.

Si se mantienen estas aprensiones, el Gobierno tendrá que negociar con el independiente Carlos Bianchi y con Fernando Flores, quien rehusó explicitar su postura. También tendrá que hacerlo con los senadores RN, quienes en su mayoría no han dejado clara su opinión y están dispuestos a estudiar la iniciativa. Donde las puertas están cerradas por completo es en la UDI, tienda que no ve con buenos ojos el ingreso de los bancos ni menos una AFP estatal. "Claramente están cuidando intereses corporativos", acusa un senador PS. No hay que escarbar mucho: tres de los principales financistas del gremialismo (Carlos Alberto Délano, Ernesto Silva y Guillermo Arthur) son hombres clave en la industria de las AFP y hoy ven con temor cómo los bancos y las aseguradoras quieren comer un pedazo de su suculento pastel, que hasta ahora el banco del patito no recibe ni un peso.

EL “WHO IS WHO” DE LAS AFP

Habitat. La preside José Antonio Guzmán Matta, ingeniero civil de la Universidad de Chile y empresario. Guzmán fue ministro de Educación del régimen militar. Además presidió dos de las asociaciones gremiales más poderosas: la CPC y la Cámara Chilena de la Construcción. Hoy es consejero del Instituto Libertad y Desarrollo. El “think tank”, vinculado a la UDI, ha monitoreado las votaciones en el Congreso y se muestra a favor de las AFP.

Cuprum. Pertenece al grupo Penta, de Carlos Alberto Délano. El empresario es reconocido por su apoyo económico a las campañas de la UDI. Preside Cuprum Luis Ernesto Silva Bafalluy, miembro de la comisión política de la UDI y reconocido Chicago boy. Los lazos de Silva con Penta se alargan a la propiedad de la Universidad del Desarrollo, de la cual es rector y fundador junto a Délano, Joaquín Lavín, Cristián Larroulet, Hernán Büchi y Carlos Eugenio Lavín, entre otros. Tanto Silva como Délano integraron el círculo de hierro de Lavín en sus intentos por llegar a La Moneda.

Provida. De propiedad del BBVA. Es la más grande del mercado. Está presidida por Gustavo Alcalde Lemarie, primer vicepresidente de la Asociación Gremial de AFP. En abril del año pasado estuvo en el ojo de la polémica cuando propuso elevar la edad de jubilación de las mujeres a 65 años. Además, en aquella ocasión en la Concertación hubo voces que cuestionaron la incorporación a su directorio de la ex superintendenta de Seguridad Social, Ximena Rincón, y de José Antonio Viera-Gallo, quien dejó el cargo cuando asumió como ministro el 27 de marzo pasado.

Bansander. Pertenece al Banco Santander Santiago. Está dirigida por Francisco Murillo Quiroga, quien además preside la administradora general de fondos Santander S.A. y Santander Seguros de Vida S.A. Secunda a Murillo en la vicepresidencia de la AFP Guillermo Arthur Errázuriz, cabeza visible de la Asociación Gremial de AFP y encargado de taponar el ingreso de los bancos al mercado previsional. Su gran caballo de batalla ha sido luchar porque se mantenga el giro único. Es decir, que cualquier empresa pueda crear una AFP, pero sin integrar sus negocios como podría ocurrir con la banca.
ING-Santa María. Es propiedad del ING Group. Su presidente es Eduardo Sánchez Wrighton, ingeniero de sistemas de la Universidad de Santiago.

Planvital. Desde que fue creada en 1981, adquirió dos administradoras (Invierta en 1993 y Concordia en 1996). Hoy es controlada por el banco ítalo-suizo Della Svizzera Italiana (BSI) que posee el 84% de las acciones de la administradora de fondos. La entidad ha manifestado en varias ocasiones su interés por deshacerse de la AFP. En caso de aprobarse la entrada de la banca al negocio de las AFP, Planvital es la más firme candidata a ser adquirida por alguno de los nuevos actores del sector. Antonio Ortúzar Solar, su presidente hasta febrero pasado, sigue vinculado con el BSI en el proceso de la posible venta.

LA “MODELO” DE ANDRÉS NAVARRO


Andrés Navarro Haeussler estaba en Europa cuando respondió la primera de una serie larguísima de llamados de Chile, y no pudo disimular su molestia al escuchar que le preguntaban si era cierta su intención de ingresar al mercado de las AFP. Desde ese martes 10 de octubre de 2006 el dueño de Sonda, la proveedora de tecnología del Transantiago, debió asumir que su proyecto había dejado de ser secreto. Él y su hermano Pablo quemaron todas las etapas previas a la creación de Modelo, la AFP que lanzarán al mercado en octubre. Conscientes de que partir de cero con una nueva administradora es sumamente difícil y riesgoso, la AFP de los hermanos Navarro –la única que se ha atrevido en la última década a entrar a pelear con las grandes– estará dirigida a un nicho de profesionales jóvenes habituados a usar Internet para efectuar sus trámites. Con esto se pretende reducir costos aprovechando la experiencia tecnológica de Sonda. Gracias a ello, la AFP podría tener precios al menos un 10% más bajos que el resto de la industria. Lo que queda por definir es si saldrá al mercado bajo el nombre de AFP Modelo o AFP Innova, la otra marca registrada por los Navarro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Miguel, te cuento que la miembro editorial de tu paskin asqueroso, la señora o señorita Deborah Bayle, se desempeña desde hace algunas semanas como lobbista de la señora Cristina Bitar, de Captiva.
La señora Deborah se presenta como muy amiga del pdte. del directorio de TVN, señor Vidal, quien frecuenta la dicha empresa al parecer con el fin de reemplazar como comunicologas estrategicas a las hermanas Velasco y a la Stanley de TVN.

Miguel Paz dijo...

Anónimo, te cuento que hace rato Deborah Bailey dejó el directorio de, como dices tú, este "paskin asqueroso" (cuestión de gustos).

Anónimo dijo...

Sr. Paz:de acuerdo con la pagina web del paskin asqueroso,la señora/ita sigue integrando el comite editorial. http://www.lanacion.cl/prontus_notic
2/stat/quienes.html

Miguel Paz dijo...

Mr. anónimo: DB dejó el comité editorial hace un tiempo. Aproveche que está ocioso y mande un mail a LaNacion.cl explicándoles que deben actualizar la información ¿o espera que lo haga por usted porque supone que como tengo este blog soy ventanilla de quejas del diario? No sea barsa.

Ernesto Schutz R. dijo...

Me gusta tu Blogs sigue asi.
Ernest Schutz.