lunes, 28 de abril de 2008

Alerta compañeros, ahora le tocó a la Eli

Ese es el título de un e-mail enviado a la red "PSdeChile" formada en Yahoogroups por un, supongo, militante del Partido Socialista. El texto es muy largo y si alguien lo quiere me avisa por los comentarios y se lo mando. Por ahora unos pocos párrafos seleccionados.

a) Las responsabilidades personales de nuestra compañera están establecidas por ella misma… y yo le creo. Si la cagó en alguna parte o no, ya es historia.

b) Lo que no es historia es el pendejerío periodístico que, además del acoso brutal en su casa, algunos ágiles del canal católico y de los monos del dueño de La Tercera llegaron al campo familiar cercano a Los Angeles buscando la “prueba del delito”. Se fueron como llegaron, sin nada.

c) Respecto de este caso: i) he visto y oído a más de alguno/a (la paridad de género debe estar en el lenguaje y en los escritos), pontificar desde la “vereda del frente” para justificar el sueldo; ii) confundir una frutilla con frambuesa en aras del humor de los que se ríen siempre de sí mismos, porque no les da para más; iii) siento que su salida en estas condiciones la deja mal parada, casi en ridículo, más allá de sus responsabilidades eventuales, porque la mayoría no sabe de quien estamos hablando; incluso en nuestro partido, enloquecido por ganarse así mismo en sus “bullangueras” elecciones internas del próximo domingo, en las cuales espero “que gane el más mejor”. El que sabe sabe.

d) Solicito, que sigan leyendo El Mostrador.cl, lápiz en mano. Pero que tengan clarito quien es el o los dueños del “mass mmedia”. Si no lo saben, pregunten. A lo mejor, cierto progresismo intelectual y figurón, le cae la teja y no le manda más artículos.

e) Solicito, muy respetuosamente, que cuando se encuentren con la Eli, no se rían para adentro, no digan que lo sabían, que eso no se hace y menos que le vuelvan la espalda. No saben a quien estarían ofendiendo. Saben un poquito si quiera dónde hizo su historia y su entrega libertaria en tierras de Nuestra América, como otros injustamente olvidados de los nuestros; y, luego, 25 años chilenos después, en pos de su vocación profesional y competencias aprendidas y ganadas entregadas con amor por la democracia reconquistada. Cuidado. Un poquito de respeto, antes de abrir el tarro.

f) Cuiden sus computadores y de lo que hablamos por teléfono si alguno/a está en el servicio público. Los otros también. No seamos huevones, los verdaderos “sapos” no están en las esquinas parando el dedo por cien pesos.

Luego de esto el autor del mail hace un análisis de discurso del artículo de marras y concluye:

a. Debo conocer al tipo del artículo,
b. Debo saber quién es el dueño de El Mostrador.cl; y
c. Decirle a la Eli que la abrazo con el orgullo de siempre.

PD: Llamé a este señor para agradecerle el tiempo que se tomó en redactar el anterior correo. Siempre es un agrado que alguien se preocupe a tal punto por lo que hacen los medios y periodistas.

1 comentario:

Marisol García dijo...

Qué patético. Este mail vale más que mil columnas de analistas.