domingo, 11 de mayo de 2008

Don Hacker versus Don Burro Digital

Ya sabrás que los datos de seis millones de chilenos quedaron a disposición de cualquiera en Internet. La info fue dada a conocer por los chicos de Fayerwayer.com luego de comprobar que el comentario y link correspondiente de un usuario anónimo eran reales y decidieran avisar a la brigada del Cibercrimen de Investigaciones.

Lo impresentable de todo esto, más allá del hecho concreto de que tus datos y probablemente los míos estén circulando por ahí, es que la información debió haber salido de servidores gubernamentales, evidenciando serios problemas de seguridad informática y lo que es peor, que el vocero de gobierno Francisco Vidal haya reconocido lo que ya nos temíamos: ser un ignorante tecnológico o un analfabeto digital. Lindo comentario de alguien que representa la voz de un gobierno que dice tener entre sus prioridades acortar la brecha digital, además de preciarse de ser 2.0.

Como dato sobre el nivel de seguridad que te le lleva el e-gobierno guasho les cuento que tampoco hay que ser "Don Hacker", como le puso Vidal a quien afanó la información personal de millones de compatriotas, para encontrar joyitas en los servidores de los servicios gubernamentales. Es muy común que se hagan páginas web que no quedan en el directorio abierto de un sitio web de un ministerio pero son guardadas en el mismo servidor por lo que son ubicables fácilmente con un buscador como Google. También se guardan en ese tipo de servidores documentos en formato de textos, pdf, planillas, y presentaciones tipo powerpoint. Basta usar un buscador tipo cluster que rastree documentos de distinto formato y puedes encontrarte con varias sorpresas: entre ellas bases de datos de personas, compras, reuniones, estupideces, etc.

¿Por qué hay tanta chapuza informática si en el gobierno hay mucha gente capacitada para evitarla? ¿Por qué cada ministerio, subsecretaría, división, etc, tienen sitios web, bases de datos, sistemas de arquitectura de información distintos y según quien está al mando del área? ¿Por qué las bases de datos no "hablan" entre sí, no aprenden unas de otras, por qué no se resguardan de modo apropiado los datos sensibles de los chilenos? ¿Por qué no hacemos como Nueva Zelanda o Australia o Canadá, que además de poseer una fuerte y unificada imagen corporativa, estructuran su gobierno electrónico de una sola forma? Ah, es cierto Vidal no entiende de tecnología. Nuestra clase política, en general, tampoco. ¿Qué miembro del gabinete sí? Preguntas que podrían servir para la comentada reforma modernizadora del Estado que Edmundo Pérez Yoma pretende llevar a cabo.

2 comentarios:

Luis Ramirez dijo...

Desafortundamente y hasta donde entiendo, con la excepción de Pablo Bello (que ni siquiera es Ministro) casi todo el gabinete ministerial podría caer en una categoría similar a la del vocero del gobierno.

Es preocupante y decepcionante.

saludos

LR

Ignace / micronauta dijo...

Y la situación preocupante mencionada por Luis ahora se suma la dimisión la semana pasada de Alejandro Barros.

Ahora bien Miguel, lo que dices de las búsquedas de páginas ocultas no lo comparto.
Para que Google y otros indexadores sepan de la existencia de un documento, o lo hallan porque estaba vinculado desde otra página o porque alguien lo informa con un sitemap o de manera manual, hasta donde yo se no basta con que un archivo exista para que sea indexado. Por lo tanto me gustaría ver tus ejemplos de lo contrario.