domingo, 7 de mayo de 2006

Articulo / Anarquistas


Laresurrección de los grupos anarquistas y libertarios
SANTIAGO REBELDE

Los desmanes del Día del Trabajador pusieron en el tapete el resurgimiento de los antisistema. Quiénes son, dónde están, cómo actúan, a qué filosofía responden, son parte de la incógnita sobre un segmento juvenil disconforme con la sociedad. Sus proclamas versan sobre estos temas. A continuación una radiografía del estallido y la nueva articulación del movimiento "anarco". Ojo. Estuvimos con ellos.

Por Miguel Paz y Javier Rebolledo / La Nación Domingo (7 de mayo de 2006)


Diez de la mañana del 1 de mayo. Banderas negras y rojinegras con la característica letra “A” del anarquismo cortan el horizonte de un soleado Día del Trabajador. Diversos grupos vocean repetidamente “obrero, entiende, la CUT no se vende”, y marchan por la Alameda en dirección oriente, hacia el acto organizado por la CUT en Portugal, frente a la casa central de la Universidad Católica.

Los anarquistas no eran los únicos, pero sí fueron los que dieron el piedrazo inicial de un día de furia, pese a los esfuerzos de otros asistentes a la marcha que intentaron detenerlos. Más adelante marchaban miles de manifestantes llegados de distintos puntos de la capital.

La jornada arrojó un saldo de 51 detenidos por daños a la propiedad pública y privada; dos más por robo, y 19 carabineros heridos con lesiones de menor consideración. A ellos se sumaron una periodista que recibió una pedrada en la cabeza, un fotógrafo de Associated Press herido por un ladrillazo en un ojo y otro de “LUN”, lesionado también en la cabeza.

Los primeros peñascazos volaron a media cuadra de La Moneda, poco después de las once de la mañana. A esa hora ni siquiera había empezado la ceremonia de la CUT. El discurso del presidente de la multisindical, Arturo Martínez, sobre la Ley de Subcontratación, estuvo a punto de irse al tacho.

Los proyectiles fueron a dar contra el Ministerio de Educación y el local aledaño de Burger King. Eran jóvenes encapuchados. El estallido había comenzado. Más allá, en San Isidro, los incidentes concluyeron con un local de Lápiz López y una sucursal del Banco Santander Santiago destruidos y saqueados. El resto es historia conocida.

CABEZAS DE POLERA

Aquel “día de entrenamiento” también dejó otro legado: la reaparición masiva de siglas y nombres que no dicen mucho para el chileno medio, pero que para el mundo subterráneo de la izquierda extraparlamentaria tienen significado (Bloque Anarquista, Hip Hop Activistas, CRA, OCL, FEL, Red Anarquista del Sur, Clase contra Clase, Guachunei).

No por nada, en el portal de información alternativa Indymedia Santiago, uno de los anarquistas que participó en los hechos de violencia concluyó su reporte de la batalla así: “Hace muchísimos años que un 1 de Mayo no estaba tan cargado del verdadero sentido de esta fecha: lucha contra el capital”.

La bandera rojinegra ganó rating mediático y los anarquistas volvieron a estar en boca de todos, levantando la pregunta de quiénes son, dónde están, y si el movimiento anarquista en Chile está de vuelta.

Algunos miembros de los grupos mencionados aceptaron hablar con LND. Desmintieron su participación en los disturbios del Día del Trabajador. A pesar de que justifican el uso de la violencia y ese día las siglas de sus organizaciones aparecieron en múltiples banderas y quedaron registradas en rayados callejeros.

Muchos comparten los principios básicos del ideario anarquista de la horizontalidad en las relaciones, la democracia directa en la toma de decisiones en asambleas, la autonomía individual y la autogestión (aspectos medulares de la ideología de la bandera rojinegra, surgida al alero de los escritos de Proudhon, Bakunin y Kropotkin). Sin embargo, en su interior mezclan distintas influencias políticas y sociales.

Adentrarse en el universo ácrata es como subir la torre de Babel. Hay desde anarco-ecologistas, feministas radicales y objetores de conciencia del servicio militar, anarco-sindicalistas, comunistas libertarios, fanáticos del piedrazo y la violencia callejera, hasta sesudos teóricos, ratones de biblioteca y músicos anarco-punk vegetarianos, preocupados de la liberación animal.

Un ejemplo es el colectivo Fuerza Antifascista (FAZ), que concentra anarquistas y antisistémicos de otras corrientes. Juan, uno de sus integrantes, estuvo en los actos del 1 de mayo y habló con LND. Asegura que la FAZ no participó en los actos de violencia, pero justifica las acciones en contra del Banco Santander Santiago o el Burger King, “porque se trata de símbolos de la cultura imperialista que nos oprime”. También fundamenta la violencia en contra de carabineros porque, asegura, son ellos quienes la propician.

Otra vertiente es la del Frente de Estudiantes Libertarios (FEL). Agrupa a anarquistas, marxistas y libertarios. Su punto de encuentro es el anticapitalismo. Está compuesto por cerca de 150 estudiantes universitarios y secundarios, con presencia en Arica, Valparaíso, Quilpué, Santiago, Concepción y Osorno. En este momento, dicen que su tarea “está en la creación de un movimiento estudiantil fuerte, con orientaciones revolucionarias”. El FEL es uno de los grupos que fue sindicado por Chilevisión y TVN entre los organizadores de los disturbios del 1 de mayo. Ellos lo niegan categóricamente.

La Organización Comunista Libertaria (OCL) recoge la experiencia de los anarquistas de la guerra civil española y de los anarquistas rusos en el exilio. Surgió de las cenizas del CUAC (Congreso de Unificación Anarco Comunista), que se disolvió por diferencias entre tendencias internas; la OCL está inserta en organizaciones de base del Valparaíso, Santiago y la VIII Región. Su trabajo está en la calle. Así lo definieron en un cuestionario que respondieron por correo electrónico.

Respecto a la violencia del 1 de mayo destacan que se debe a la opresión que sufre una generación que, en la estructura actual del mundo, no encuentra un lugar. Sus lienzos fueron vistos en el acto de la CUT, pero ellos también se desmarcan de los desmanes: “Hace rato que no vamos a estos actos, porque no reflejan los intereses de los trabajadores, sino los de los empresarios. Además, preferimos conmemorar el Día de los Trabajadores en los espacios en donde estamos construyendo”.

Otros grupos reconocibles son Clase contra Clase, trotskistas que mantienen un subgrupo universitario, llamado Las Armas de la Crítica. Tienen más arrastre entre los estudiantes, porque “los viejos están muy desprestigiados”, explica un militante de un colectivo del Pedagógico. También están el Frente Antifascista, el Bloque Anarquista, la Red Anarquista del Sur, Colectivo Estudiantil Andamios, los antiservicio militar Chorizos Insumisos y Ni Casco ni Uniforme; y el Guachunei, agrupación que resurgió hace poco, con su clásico grito de guerra: “Sin Dios ni ley, ¡avanza el Guachunei!”.

En la jungla universitaria también pululan el Frente de Estudiantes Revolucionarios, la Coordinadora Revolucionaria y el Motor Rebelde, más dados al encapuchamiento en las fechas rituales.

Todos defienden el saqueo como un símbolo de “acción en contra del capitalismo” y asumen sin problemas el uso de la violencia con fines políticos.

Desde la vereda de los teóricos del anarquismo, la principal crítica que le hacen a estos grupos no es el uso de la violencia, sino que no esté apareada con propuestas concretas. El periodista e investigador del anarquismo Andrés Pérez, si bien comparte el diagnóstico de OCL, sobre el origen de la violencia, no adhiere a ella sin objetivos claros. Para él, que los disturbios se produzcan en fechas simbólicas, como el 29 de marzo, Día del Joven Combatiente, y el 1 de mayo, no es más que una demostración de que estos grupos están insertos en el sistema y replican la lógica de las efemérides.

En la misma línea de Pérez, el sociólogo Felipe Tombolini dice que estos grupos aún no superan la fase del disturbio. Otro estudioso lo ejemplifica así: “Si el saqueo de Lápiz López hubiese sido para recuperar lápices, cuadernos y libros para después entregarlos en una población, con toda una campaña publicitaria y de prensa, va y pase. Pero no fue así”.

Otros, como Roberto Torres, del Instituto de Estudios Anarquistas (IEA), dicen que más que actos de anarquistas lo visto en el 1 de mayo “pareció un desahogo social de distintos grupos”.

Es entendible, asegura. Debería ser casi normal que los jóvenes estallen en un país con uno de los peores índices de igualdad en la distribución de la riqueza y donde el acceso a buena educación y empleo están marcados por la cuna.

CASAS OKUPA


Un alto miembro de una organización de izquierda destaca que actualmente los grupos anarquistas están mejor organizados.

No sólo viven hoy de palos y piedrazos para el Día del Trabajador. Los de la bandera rojinegra también participan en federaciones de estudiantes universitarios y centros de alumnos, defendiendo sus reivindicaciones educacionales y el acceso universal a la educación superior.

Ejemplos de esto son el FEL y la OCL. Esta última organización participa en comités de allegados y organizaciones sociales de sectores poblacionales.

Dentro del ideario ácrata destaca el trabajo que efectúan en centros culturales, casas okupa y, en general, en espacios públicos, ya sea canchas de fútbol o plazas, donde montan ferias de revistas, hacen trueques, promueven música de contenido social, venden comida y montan foros de discusión. El Parque Forestal, detrás del MAC, es un punto de encuentro regular.

En los centros culturales 771, en calle San Francisco, y Manuel Rojas, en el barrio Yungay, se llevan a cabo talleres literarios, serigrafía y teatro abiertos a los vecinos. Son lugares de discusión de ideas y de frecuentes tocatas de agrupaciones afines, como Malgobierno, Marcel Duchamp, Red Hip Hop Activista, Faltan Moneys, Monjas en Escabeche, Curasbún, Punkoria y muchos más de una larga lista de grupos.

Las casas okupa cumplen un rol similar. Éstas son inmuebles deshabitados que han sido tomados y recuperados por jóvenes como vivienda y para organizar actividades culturales. Un ícono okupa fue La Marraqueta. Esta antigua panadería derruida cobró vida y despertó la simpatía de los habitantes del sector de Vicuña Mackenna con Agrícola, debido a las múltiples actividades que realizaban para los niños y a la ayuda solidaria que los punks prestaban a sus vecinos. Actualmente, las okupas Zacco y Vanzetti, en calle Santo Domingo, y la CASA, al inicio de Independencia, continúan la tradición de La Marraqueta.

MOTÍN EN LA SALA

En los espacios universitarios es donde más ha resurgido un anarquismo teórico que coquetea con el socialismo libertario y otros afluentes más contemporáneos.

En el Arcis y las universidades Bolivariana y de Los Lagos, Óscar Ortiz, quien fuera secretario privado y discípulo de Clotario Blest, realiza talleres sobre anarquismo, desde 1992.

A su trabajo se agrega el del IEA, y las publicaciones de Ediciones Espíritu Libertario, que edita autores como Noam Chomsky. El IEA acaba de lanzar la convocatoria de un coloquio de “Historia del anarquismo en Chile”, que se realizará en Santiago en enero próximo, para conmemorar los 100 años de la matanza de la Escuela de Santa María de Iquique.

Uno de sus hitos fue la organización de la visita a Chile el año pasado del sicoanalista Eduardo Colombo, hecho que marcó al movimiento. Colombo, referente contemporáneo de la filosofía ácrata, realizó talleres y charlas en actividades a tablero vuelto en las universidades de Concepción, Arcis y Chile.

El IEA busca “contribuir a despejar al ideario anarquista de las tergiversaciones de que ha sido objeto”, y propugna la reflexión teórica para vincularla a la práctica de los grupos anarquistas.

¿MOVIMIENTO O GRUPOS?

A diferencia de los jóvenes que hablaron para este reportaje, Torres es lo que denominaríamos un “viejo crack” del anarquismo. Tiene 52 años de edad y lleva 33 ligado a esta filosofía. Su linaje es –casi literalmente– negro puro. Su abuelo y padre fueron actores del fuerte movimiento anarco-sindicalista de principios y mediados del siglo XX. Le traspasaron los ideales libertarios, casi como quien transfiere un secreto familiar.

Él no cree que haya un “movimiento anarquista”. El historiador Ortiz también reniega de la denominación. Argumenta que ello se debe a que los “grupos anarquistas son incapaces de ponerse de acuerdo en cosas mínimas; cunden el personalismo y los inquisidores, más preocupados de acusarse los unos a los otros que de construir un movimiento unitario”.

“Los anarcos de hoy”, dice, “son hijos de la democracia. Piden muchos derechos pero son incapaces de comprometerse con los deberes, siendo que el anarquismo es la responsabilidad máxima”.

Muchos de los consultados coinciden que, con altibajos, la ideología está creciendo en toda Latinoamérica. Señalan que en Chile las manifestaciones indígenas de rechazo a la conmemoración de los 500 años del descubrimiento de América fueron un hito para el crecimiento del anarquismo nacional. “Se marcó presencia autónoma, una estética y un discurso”, explica Andrés Pérez, quien junto a Felipe del Solar escribió “Anarquistas: presencia libertaria, 1970-2000”, una investigación histórica que saldrá editada por Lom.

APRIETEN LOS HUEVOS


Uno de los puntos en común de la mayoría de los grupos anarquistas es su preocupación por la seguridad de sus integrantes. Los rostros en las fotos que suben a Internet están borrados. Entre ellos usan “chapas” o seudónimos y cuando realizan manifestaciones públicas se cubren el rostro.

Esta es una característica heredada de las prácticas “clandestinas” de las organizaciones de izquierda de los ’80 que no se condice con los tiempos, asegura Torres. “Hay cierta mística con el asunto conspirativo”, reconoce. “Pero también hay otros que funcionan abiertamente”.

¿Y por qué no hacerlo? Si basta con darse una vuelta de 30 minutos por los foros y páginas web anarquistas en Internet para hacerse un mapa virtual del “who is who” de la bandera negra y roja.

El subsecretario del Interior, Felipe Harboe, sostiene que en las manifestaciones violentas hay gente que se repite. Asegura que “las investigaciones sobre estos grupos ya están en marcha”.

Algunos estudiantes que integran grupos rojinegros temen la posibilidad de que se ordene la infiltración de agentes encubiertos en las universidades más conflictivas. Para ser llevada a cabo, la medida tendría que contar con la autorización de un juez de garantía y con el visto bueno del rector de cada casa de estudios. No es broma, porque, “guste o no, estos grupos organizados de hoy son el caldo de cultivo de donde saldrán mañana otros grupos más y mejor organizados”, advierte nuestro entrevistado de la organización de izquierda dura, con una sonrisa entre los labios.

17 comentarios:

Takver dijo...

Creo que es sumamente falto de ética llegar y asumir que el 771 es un reducto anarquista, sobre todo cuando nadie de ese centro fue siquiera consultado por los autores del artículo. Es más, cuando entiendo que se le consultó a una persona muy cercana al 771 quien dijo tajantemente que el 771 no era anarquista y el autor dijo "pero lo voy a poner igual". En el 771 circula gente de muchas tendencias, y claramente la gente que tira las piedras no va después a escuchar a su banda favorita o aprender serigrafía. Son cosas demasiado distintas como pa hacer una bolsa con todo.
Por otra parte de que renacer me hablan! Todos los 11 de septiembre, 1 de mayo y demases publican los mismos titulos... el renacer de...
Es darle crédito demasiado fácil a gente que se llena la boca. O sea no porque un tipo venga y me diga que es anarquista le voy a comprar de inmediato, averiguemos que es el anarquismo y luego veamos a quien procede y a quien no etiquetar de esa forma.

Miguel Paz dijo...

Según entiendo la "persona muy cercana al 771" es anarquista ¿o me equivoco?
En el párrafo en comento se destaca la labor del centro cultural (talleres, debate, tocatas) y la afinidad que un sector ácrata tiene con el lugar. No se mezclan piedras con cultura. Están claramente separados en el artículo.
Como sea y entendiendo la delicadeza de piel que produce el tema en algunas personas, el lugar para hacer tus descargos o señalar tu molestia, es la sección carta de La Nación Domingo: lnd@lanacion.cl
Salu2.

Anónimo dijo...

Takver

La persona cercana a la que preguntaste tiene alguna sensibilidad libertaria, pero claramente él no hace el 771. Estamos trabajando en la carta, en que me llama la atención que la chutees al corner cuando podrías responsabilizarte directamente del asunto.

Miguel Paz dijo...

Me hice cargo en el comentario anterior. Estaría encantado de hablar personalmente contigo. Ojalá mandes la carta.

Global Risk Latinoamerica dijo...

Extraordinario reportaje, muy esclarecedor. Solo voy a comentar brevemente algo que para el común ha pasado desapercibido y que lo ví hace poco cuando visité Santiago: unos rayados colocados en lugares muy estratégicos, incluso como queriendo no quedar a la vista de todo el mundo. Era una firma, pero una firma en árabe...fue tal mi intriga que consulté a un especialista en esa lengua: significaba "Hijos de Dios"....es algo muy curioso porque esa firma la he visto solo en el barrio musulman de El Libano.

Felicidades nuevamente y excelente blog.

jko dijo...

Soy juako, el supuesto contacto. Contacto que no se realizó nunca más allá de un no me interesa que salga el 771 en tu reportaje porque siempre dejan mal a mis amigos en los medios, contestado con un va a salir igual. Bueno la cosa es que yo no quería que un centro cultural donde intento enseñar serigrafía, quedara dentro del mismo reportaje que en portada muestra encapuchados.

A mi me parece que poner cosas culturales en el mismo reportaje de los encapuchados ya está terminantemente mal. No trates de dartelas de santo porque ya la cagaste. No tienen nada que hacer un monton de organizaciones anarquistas o libertarias, o incluso centros culturales, como manuel rojas y 771 en el reportaje del 1 de mayo.

Mira la cosa es simple, ¿porque no escribiste un reportaje de las actividades culturales de los anarquistas, en otra fecha lejana a mayo? Porque tu reportaje tiene que tener varias páginas, solo por eso. sino sería una columna donde solo quedaría tu juicio acerca de si creer o no creer a los entrevistados si estaban o no en la marcha. No guevees miguel. Gran parte de la gente que trabaja o es cercana al movimiento anarquista está enfadada por como se mezcla todo, aunque tu quieras separarlo, no se puede, están juntos encapuchados y actividades pacíficas, juntos por los disturbios del 1º de mayo. Tu eres el periodista, sabes mucho de como se lee un reportaje y tienes absolutamnete claro que todo se entiende así: los anaquistas tiran piedras, y cuando no hacen otras cosas, pero si es necesario TIRAN PIEDRAS.

O acaso vas a decir que es un reportaje que quiere reivindicar los movimientos libertarios ¿SIN PREGUNTARLES A ELLOS MISMOS?

Leiste textos anarquistas? Escuchaste una letra de mi grupo. VEO QUE NO.
Juntar datos por similitudes no es investigar en serio.
Osea que si leo hijo de ladron soy anarquista?
Si alguien andaba con polera de sex pistols en la marcha es que el movimiento punk estaba en la marcha?
Habian banderas de chile y de la cut, osea los chilenos y los de la CUt están de acuerdo con la violencia desplegada?
Porque tu argumento de que los entrevistados (de los cuales dudas todo el rato)están de acuerdo con la violencia es que habian banderas, no?

Mira, que yo piense de una manera y vaya a cierto lugar, no quiere decir que todos en ese lugar piensan como yo, cachabay eso?
Porque esta semana acabo de dar charla y clases en la Universidad Diego Portales, como representante del Colectivo Anarquista Sindicato de la imagen. Pero en la UDP no son Anarcos, o crees que si? ojalá no te confundas, porque he estado más en la UDP que en el 771, asi que ponlo en tu próximo artículo d: Instrucción Anarquistas en las universidades privadas.

~ SUPER PROFESIONAL ~

Bueno eso no más. espero te quede clara mi posición. Soy anarquista – ahora si te cuento miguel, y no me da ni pizca de susto decirlo, porque se que estoy en lo correcto. Nunca me he encapuchado, nunca he tirado una piedra, porque SOY ANARQUISTA, miguel que te quede sumamente claro.

QUE NO SE TE OLVIDE NUNCA SOY ANARQUISTA ME LLAMO JOAQUIN CONTRERAS Y SER ANARQUISTA NO ES SER VANDALO NI CRIMINAL, NI VIOLENTO. Es ser responsable y organizado, es HACERTE CARGO.

y por eso se que la violencia es una guevada, por eso trabajo todos los días en contra de la gente que actúa como en la marcha, y como tu, sin claridad de objetivos, gente que hace las cosas solo por hacerlas, sin darse cuenta que hay mucho trabajo que es echado para atras con sus actos.

jko dijo...

espero lo pongas entero.

Takver dijo...

Y el comentario del jko? No merece ser publicado?

T dijo...

Veo que aun no pasa nada con el posteo del jko... Igual felicitaciones. Tu artículo resulto una exelente herramineta para la autoridad! NOs llego el decreto del clausura del 771. Gracias a tu responsable reporteo nos expusiste y la autoridad claramente aprovecha esas ventajas que le dan algunos medios. Seria lindo que te atrevieras a poner el posteo del jko, esa si sería una forma de hacerse cargo.

Anónimo dijo...

Soy juako, el supuesto contacto. Contacto que no se realizó nunca más allá de un no me interesa que salga el 771 en tu reportaje porque siempre dejan mal a mis amigos en los medios, contestado con un va a salir igual. Bueno la cosa es que yo no quería que un centro cultural donde intento enseñar serigrafía, quedara dentro del mismo reportaje que en portada muestra encapuchados.A mi me parece que poner cosas culturales en el mismo reportaje de los encapuchados ya está terminantemente mal. No trates de dartelas de santo porque ya la cagaste. No tienen nada que hacer un monton de organizaciones anarquistas o libertarias, o incluso centros culturales, como manuel rojas y 771 en el reportaje del 1 de mayo.

Mira la cosa es simple, ¿porque no escribiste un reportaje de las actividades culturales de los anarquistas, en otra fecha lejana a mayo? Porque tu reportaje tiene que tener varias páginas, solo por eso. sino sería una columna donde solo quedaría tu juicio acerca de si creer o no creer a los entrevistados si estaban o no en la marcha. No guevees miguel. Gran parte de la gente que trabaja o es cercana al movimiento anarquista está enfadada por como se mezcla todo, aunque tu quieras separarlo, no se puede, están juntos encapuchados y actividades pacíficas, juntos por los disturbios del 1º de mayo. Tu eres el periodista, sabes mucho de como se lee un reportaje y tienes absolutamnete claro que todo se entiende así: los anaquistas tiran piedras, y cuando no hacen otras cosas, pero si es necesario TIRAN PIEDRAS.

O acaso vas a decir que es un reportaje que quiere reivindicar los movimientos libertarios ¿SIN PREGUNTARLES A ELLOS MISMOS?

Leiste textos anarquistas? Escuchaste una letra de mi grupo. VEO QUE NO.
Juntar datos por similitudes no es investigar en serio.
Osea que si leo hijo de ladron soy anarquista?
Si alguien andaba con polera de sex pistols en la marcha es que el movimiento punk estaba en la marcha?
Habian banderas de chile y de la cut, osea los chilenos y los de la CUt están de acuerdo con la violencia desplegada?
Porque tu argumento de que los entrevistados (de los cuales dudas todo el rato)están de acuerdo con la violencia es que habian banderas, no?

Mira, que yo piense de una manera y vaya a cierto lugar, no quiere decir que todos en ese lugar piensan como yo, cachabay eso?
Porque esta semana acabo de dar charla y clases en la Universidad Diego Portales, como representante del Colectivo Anarquista Sindicato de la imagen. Pero en la UDP no son Anarcos, o crees que si? ojalá no te confundas, porque he estado más en la UDP que en el 771, asi que ponlo en tu próximo artículo d: Instrucción Anarquistas en las universidades privadas.

~ SUPER PROFESIONAL ~

Bueno eso no más. espero te quede clara mi posición. Soy anarquista – ahora si te cuento miguel, y no me da ni pizca de susto decirlo, porque se que estoy en lo correcto. Nunca me he encapuchado, nunca he tirado una piedra, porque SOY ANARQUISTA, miguel que te quede sumamente claro.

QUE NO SE TE OLVIDE NUNCA SOY ANARQUISTA ME LLAMO JOAQUIN CONTRERAS Y SER ANARQUISTA NO ES SER VANDALO NI CRIMINAL, NI VIOLENTO. Es ser responsable y organizado, es HACERTE CARGO.

y por eso se que la violencia es una guevada, por eso trabajo todos los días en contra de la gente que actúa como en la marcha, y como tu, sin claridad de objetivos, gente que hace las cosas solo por hacerlas, sin darse cuenta que hay mucho trabajo que es echado para atras con sus actos.

Miguel Paz dijo...

Algunos hacemos otras cosas aparte de postear en el blog. Pero supongo que la demora en la publicación de los comentarios, será achacada a alguna conspiración periodística del Estado patronal que busca perseguir a los que sí son anarquistas y desprestigiarlos, mezclándolos con aquellos falsos anarquistas, violentos e iletrados ¿o no?.

Joako: Tus deseos y juicios respecto a qué debió o no ser publicado son respetables. Pero no me toca a mí satisfacerlos. El periodismo no es relaciones públicas.
Cartas: lnd@lanacion.cl o llámame si quieres conversar de verdad.

Saludos.

Miguel Paz dijo...

Takver: Se me hace difícil creer que el artículo sea la causa de ello, pero lamento de verdad que hayan decretado el cierre del 771.

jko dijo...

Miguel. No importa lo que opines, tu eres un hombre de acción. Muchas gracias por tu informe detallado.
Ya sabes, siempre vamos a pensar que es culpa tuya, porque no hay otro motivo aparente.

Pero son cosas de nosotros no más, ¿no es asunto tuyo, no?

Nadie puede ser tan ingenuo, tan visionario para pensar o imaginar que las noticias y quienes la leen puedan darse el tiempo de desarticular espacios (in)visibles.
En eso no hay culpa de un periodista. Pero resulta que cuando suelen hacerse cosas molestas, incómodas, cualquier aparición publica puede ser grave.

O crees que mi incomodidad es gratuita, no son mis deseos, no es lo que me gusta o no. Es lo que creo que es irresponsable, porque puede traer consecuencias, tu sabes como funciona REALMENTE la política, el poder, insisto, tu te dedicas a esto, eres un periodista. Paranoia era lo que tenía antes de que saliera publicado. Ahora estoy seguro.

matiasrockers dijo...

hey bueno,, creo que esto me produce una gran rabia, mi nombre es matías garces, nunca se me ha pasado por la cabeza ser anarkista, pero si he ido al centro 771 a aprender serigrafía y fué precioso, aprendí lo que siempre quice hacer,, la gente que yo vi en esa clase, no era ni lo mas remota parecida a esos personajes violentos que salen en la portada del articulo,,, me da mucha pena que por que tu culpa todo el esfuerzo con el que se ha construido ese centro se vaya al carajo,, creo que de partida tienes una muy errada visión de lo que significa ser anarkista,,, quizas eso lo leiste en el diccionario, si es así es entendible y se justifica tu ingenuidad, pero lo unico que te digo es que tu mismo vayas al centro 771 , si quieres con un nombre falso o disfrasado a ver como son las cosas y como funcionan.. creo que nos debes ese favor.....

feñoco dijo...

Es por gente como tu, Miguel, que los periodistas se alzan ante mis ojos como un gremio despreciable. Por favor, dejate de buscar problemas donde no existen, y de inventar exclusivas aludiendo e incluyendo a grupos y personas que no tienen nada que ver con tu paranoíca forma de ver el mundo. Tuve el agrado de asistir a un par de talleres del 771 y realmente fue una experiencia maravillosa. Que gente mas abierta, cariñosa y respetuosa. Nadie se iba a encontrar con la puerta cerrada en ese lugar, ni siquiera tu, ni siquiera ahora. Lastima que lo hayan cerrado. Lastima el alarmismo. Los que simpatizamos con el 771 llegaremos hasta las últimas consecuencias para verlo reabierto, y cuando eso suceda, date una vuelta por ahi, y escribe sobre lo que realmente es. El reduccionismo enfermizo de los que ejercen tu "profesión" me da asco. Juzga a la gente (si te sientes en la obligación de juzgar a alguien) y a los grupos o colectivos no por lo que son, si no por COMO son. Anarquistas, no anarquistas, da igual. Lo importante es que en el 771 hay gente tan maravillosa y buena que no se puede creer, de esa que hace falta... De eso si vale la pena hablar. Ojalá te haga sentido.


Feñoco
Fauna Diseño

Miguel Paz dijo...

Sigue la diatriba. Me parece bien. Están en su derecho a expresar sus opiniones.
No obstante, me llama mucho la atención que no se responsabilicen de su trabajo PÚBLICO en el 771, del mismo modo con que profesan su orgullo por la gran labor que realizan en el Centro Cultural, que, huelga decir, en ningún pasaje de la nota es criminalizado. Tampoco se dice que el 771 SEA UN CENTRO ANARQUISTA.

Para aquellos que leen entrelíneas o les gusta ver bajo el agua, a riesgo de que se les pierda el lente de contacto, cito:

"En los centros culturales 771, en calle San Francisco, y Manuel Rojas, en el barrio Yungay, se llevan a cabo talleres literarios, de serigrafía y teatro abiertos a los vecinos. Son lugares de discusión de ideas y de frecuentes tocatas de agrupaciones afines, como Malgobierno, Marcel Duchamp, Red Hip Hop Activista, Faltan Moneys, Monjas en Escabeche, Curasbún, Punkoria y muchos más de una larga lista de grupos".

¿Al decir esto, estamos criminalizando las actividades y a quienes participan en ellas? ¿Contamos algo que no esté destacado públicamente en la web del 771? ¿Ponemos a quienes brindan su trabajo y conocimiento en la realización de talleres abiertos a quien quiera, en un plano delictual? ¿Decimos que quienes asisten a los talleres son anarquistas, o los adejtivamos en alguna forma negativa? La respuesta para todo lo anterior es no. Pero al parecer sigue siendo culpa del cojo y no del empedrado.

Sólo me queda agregar, para quienes no lo sintieron así o lo vieron como un ataque hacia su persona y/u organización, que el artículo en comento era una radiografía sobre los grupos y sectores anarquistas o de espíritu libertario, con sus distintas peculiaridades políticas y de acción social y cultural. Todo, es cierto, a raíz de los disturbios del 1 de Mayo.
Ahora, así como existen sectores autodeclarados Anarquistas que proclaman el uso de la violencia (de clase, revolucionaria, etc.) hay otros que no la legitiman y que promueven métodos pacíficos de lucha, conocimiento y desarrollo político-social. ¿Cuál punto de vista tiene mayor validez? No me toca responderlo a mí. Eso lo decidirán ustedes, los verdaderos anarquistas, los que saben qué es el anarquismo, los que han escuchado las letras de Marcel Duchamp y han leído todo lo que hay que leer para ser 100% ácrata. Y bien que así sea, pues dentro de mis labores y sentido como periodista -apartando con bastante asco la noción superlativa de la objetividad a la que apela feñoco, o la invitación para ir medio camuflado a hablar con la gente del 771, de matiasrockers, gracias pero podemos reunirnos con nombre y apellido-, no está el tener que darle a nadie, más que a mí mismo, pruebas de blancura o negrura.

Saludos.

Takver dijo...

A riesgo de ponerme latera... no puedo evitar seguir con eso. El párrafo al que aludes empieza antes en un conexto. En un contexto donde dice "no solo de piedras y palos... " o algo por el estilo. No es difícil seguir la redacción (sin ánimos de leer ninguna cosa bajo ninguna otra) que al decir no solo de esto, sino de esto otro, nos incluyes en las piedras y palos. Saludos y ya fue.