martes, 5 de agosto de 2008

Qué diablos pasa en El Mercurio

¿Para quiénes escriben hoy en el antiguamente prestigioso cuerpo D de El Mercurio?

A juzgar por sus temas, para nadie que quiera leer buenos temas o informarse de las bambalinas del poder.

El asunto dejó de ser alarmante y pasó a ser trivial cuando hace una semana llevaron como tema 1 los consejos de Lavín (pifiado por sus correligionarios y tildado de "traidor") a Piñera; y siguieron esta semana con un reporte de los "David" que buscan destronar a los "Goliat" en las municipales.

El olfato de Cristián Zegers para ofrecer portadas multiaudiencia que tienen al periódico arriba en circulacion y lectoría, fue destacado aquí mismo hace un tiempo. El "viejo lobo" conoce su negocio. Y tiene experiencia de sobra para vender temas, amén de sus años dirigiendo La Segunda.

Pero de qué sirve si tu "core" periodístico, tu armada reporteril, en vez de admiración, provoca sonrisas piadosas hasta en la verdulería más pequeña.

Años atrás el "gordo" Lanata recitaba un axioma que no por viejo está gastado: el 50% del éxito de un medio está en que les guste a los periodistas. Y ¡hey! no nos está gustando.

Lo digo como lector. De los que se criaron con el Decano.

Hace unos días vimos los efectos de una tremenda entrevista de Raquel Correa de 1994. Al leerla recordé por qué en los 90 era impensable darle una entrevista a alguien que no fuera ella.

Sería bueno que El Mercurio recobrara ese espíritu o intentara parecerse a La Segunda, donde se sigue respirando calle y periodismo.

2 comentarios:

Jorge dijo...

Miguel, en total acuerdo contigo. Desde 1980 hasta mediados de 1994, cuando el affaire de Mauricio Gallardo y Pablo Ramírez y el apellido de quien asumió ese año la jefatura del Estado, el Cuerpo D fue una gran escuela. Estaban Raquel Correa, Blanca Arthur, Pilar Molina, Jorge Olave, la gran María Angélica de Luigi, la notable Lucía Santa Cruz y Lafourcade. Ese si que era team. Benitez, el ahora rector UAI, hizo añicos el equipo cuando roteo a la De Luigi y la echó. ¿Cuánto crees que le costaría a Zegers rearticular ese grupo y dar al traste a la competencia? Felicidades por tus mil posteos.

Jorge Enrique Díaz Pérez dijo...

Tan cierto es lo que dices que enfrentado ante la necesidad de reducir gastos (ya sabes, el precio de la leche, la carne, las verduras, el pan, ¿sigo?) tuve que prescindir de mi suscripción al resumidero de infundios.

No fue una decisión fácil. Hasta el último momento esperé un llamado con una jugosa oferta en virtud a mis largos ocho años como suscriptor, pero nada. En fin.

Supuse que con prender el PC bastaba y ¿sabes? Basta y sobra. La Tercera (suscripción que sobrevivió a mi plan de contingencia) les da cancha, tiro y lado no sólo en el enfoque sino en la elección de los temas y en otros aspectos tan sutiles como el tamaño del papel, la calidad de la impresión y hasta el hecho embolsen o etiqueten tu diario con tu nombre y apellido (algo que se agradece cuando vives en un edificio de 10 pisos).

Cada día me duele menos no recibir EM, de hecho, sin ir más lejos, esta mañana llegó por error del conserje a mi puerta y lo devolví tal cual, casi impoluto... Ja!

Saludos,