martes, 4 de noviembre de 2008

El proyecto de ley de televisión cuajado por el Ejecutivo: Un traje a la medida de Cortázar

Terminó el gallito y el ministro de Transportes logró imponer sus términos. El entorno de Francisco Vidal, comandante del “progresismo” en esta pasada, reconoce una ley salomónica, pero cuando se sabe que el Estado no podrá exigir calidad en los contenidos, limitar la entrada de los conglomerados de prensa escrita y que tampoco logró lo que esperaba respecto de las concesiones, entonces el proyecto que llegará al Congreso huele a derrota. Aunque todavía quede la batalla de la discusión parlamentaria. Sigue leyendo



2 comentarios:

S. Lehuedé dijo...

está mal linkeado

Miguel Paz dijo...

Gracias! Ya lo arreglé.