martes, 29 de noviembre de 2005

Columna 12 / Oh my blog!










OH MY BLOG!

Raya para la suma

Por Miguel Paz / La Nación Domingo (27 de noviembre de 2005)



Ardió Troya con la columna pasada que hablaba de la xenofobia y clasismo encubiertos de “Pitéate un flaite”, una campaña en clave supuestamente humorística, y que mencionaba blogs donde la promovían. La campaña pasó al olvido, por suerte, y hay otras que sí vale la pena destacar. Ad portas de la elección presidencial, la votación virtual de los chilenos que viven en el extranjero se presenta como la más idónea. Pese a que por ley no pueden sufragar, distintas organizaciones de chilenos expatriados se montaron un boliche electoral como Dios manda, previa carta a los cuatro candidatos a La Moneda pidiéndoles sus propuestas de gobierno.

Todo esto se encuentra en el blog http://votochilenoexterior.blogspot.com, donde a contar de mañana y hasta el 5 de diciembre todos los patiperros podrán votar (o botar, según su preferencia). Al día siguiente se hará el conteo de sufragios y el resultado final se sabrá el miércoles 7 de diciembre con fanfarrias y fiestas en centros culturales de los chilenos que viven afuera y que representan un pool de votos relevantes, de haberse aprobado la modificación a la ley electoral.

Porque más allá del chiste y de lo simbólico de esta elección, que los compatriotas fuera de Chile no puedan ejercer su ciudadanía es por decir lo menos una barrabasada que la clase política no sorteó debido, supongo, a cuentas mezquinas, o simplemente de calculadora binominal. Ergo, la protesta del gesto de armar un blog gratuito para marcarles la raya en la cara a quienes una vez también fueron inmigrantes por una incómoda e indeseada beca presidencial, no deja de tener un sentido poético.

Más aún si se considera que opositores y oficialistas en medio de sus campañas por sentarse en los salones del Congreso se olvidan de los derechos de sufragio de sus connacionales y baten palmas por la apertura del país al mundo y los convenios comerciales que ha suscrito el gobierno con naciones como China.

Y es aquí donde quiero detenerme. Porque para la clase política no hay inconvenientes para firmar un tratado de libre comercio con un país con terribles calificaciones en cuanto a condiciones laborales y derechos humanos, pero sí hay problemas para que un chileno en Toronto o Estocolmo pueda votar. Es que lo comercial y lo humanitario van por carriles distintos, se ha dicho.

¿Quién entiende eso? ¿Cómo se puede defender un argumento así, con la historia reciente que tiene este país? Son preguntas sin respuestas satisfactorias, aún. Pero igual debe hacérselas y pensarlo bien antes de emitir su voto en esta cruzada del blog electoral. Y si tiene la suerte de estar en Chile el próximo 11 de diciembre, acuérdese también de esto, antes de equivocarse al rayar.

*Para recomendar blogs para esta sección escribe a ohmyblog@gmail.com

5 comentarios:

pato castro dijo...

Miguel:

Gracias por compartir la columna y el blog , me parece super interesante para los que estamos afuera del pais el que puedan aparecer este tipo de iniciativas.

Dentro de tu blog en ninguna parte dices si es que este blog tiene los derechos reservados o son CC, lo pregunto porque si quiero copiar esta nota tuya prefiero preguntarte antes de hacerlo y comentarla.

Saludos desde Syracuse.

Miguel Paz dijo...

Este blog es pirata. Todo lo que escribo puede ser reproducido citando la fuente. En el caso de los artículos y columnas que son de La Nación Domingo, debes citarlos como "publicado en La Nación Domingo, fecha X".
Salu2.

David de Ugarte dijo...

Hola Miguel,

He añadido esta historia al resumen semanal en mi blog. Tienes todo mi apoyo si es que te puede servir, siquiera moralmente, de algo.

Hace poco me pasó algo parecido por llamar racista la propuesta de unos bloggers -de izquierda para más INRI- de cerrar la inmigración a las personas de religión musulmana.

La blogsfera tiene estas cosas, al dar voz a todos, también se la da a quien no sabe sino gritar.

Pero recuerda: ecología mental. Nosotros ponemos nuestra propia agenda, tanto de temas como de interlocutores. Los excluyentes pueden ser tema, pero no interlocutores.

Ricardo Díaz dijo...

Miguel:
¿Y qué te parece que no legislen en favor del voto automático?
Si revisamos las últimas elecciones habría que ver cuántos chilenos efectivamnete están votando por los candidatos, pues al parecer "la mayoría" que elige son solo unos 2,5 millones. ¡Un sexto de la población es mayoría!
Si no se legisla bien dentro de poco veremos un gran descontento social, pues muchos ya ni se sienten efectivamente representados.

campaña blogger dijo...

Miguel

Existe hoy tambien la Campaña Solidaria de Navidad impulsada por Bloggers...Ver en Blog de MR.Blogger 2005..SERGINHO....coordinado por el Club de las Lulus....