martes, 10 de marzo de 2009

El chiste cruel de El Mercurio

Tras los despidos de fines del año pasado y en medio de las restricciones autoimpuestas para bajar costos para enfrentar la crisis, la gerencia de El Mercurio SAP pidió a sus trabajadores, a través del sindicato, que se comprometieran con la empresa en este difícil período. La explicación que dio la gerencia, en crudo, es que anda mal la cosa y en febrero y lo que va de marzo las cifras de retorno no son las mejores. Incluso se habla de algunos millones de dólares pero como no me consta, dejémoslo a nivel de rumor.

Lo que sí es un hecho es que se le pidió a los trabajadores del diario que renunciaran al bono de vacaciones que, hay que reconocer, nunca es malo (Edwards cuida bien a sus contratados) y que renunciaran a la gratificación. Con ello, supuestamente, la empresa haría lo posible para que no hayan más despidos, a lo cual, sin embargo, la compañía de medios no se pudo comprometer.

Hoy hubo votación del sindicato sobre la propuesta y para casi nadie pasó desapercibido un artículo publicado el mismo día en Economía y Negocios, casi un chiste cruel, considerando la decisión de que debían tomar:

Las fórmulas que usan las empresas para minimizar los despidos

En lugar de desvincular, algunas compañías han recurrido a reducciones de salarios, suspensión de contratos y cambios en los esquemas de comisiones.

4 comentarios:

jpgarnham dijo...

Ja. Podrían haberlo escrito en primera persona con total propiedad.

Ana dijo...

chitas què lindo

vdm dijo...

Los mercuriales rechazaron la propuesta. Bajo la premisa que si va mal la cosa van a echar gente si o si.

Anónimo dijo...

en todo caso mejor que el armageddon en Copesa